• Maria Paula Rueda Yepes

La medicina de la atención plena


Mindfulness o la medicina de la atención plena

Últimamente nos han bombardeado con una palabra que suena muy chic y muy espiritual pero, me pregunto si en realidad sabemos lo que significa y cuál es su origen, por eso me puse en la tarea de investigarla; esta palabrita es el Mindfulness. Si uno revisa la cantidad de publicaciones que contienen este hashtag se asombra con los números, ¡son miles! Además, hay toda suerte de combinaciones que empiezan con la raíz de esta palabra: #mindfulliving, #mindfuleating, #mindfulparenting, #mindfulmovement ¡En fin! parece que está moda ser “mindful” y se nos ha venido colando en la cotidianidad como punto de referencia para la vida. Pero, ¿sabemos qué es?


El Mindfulness es un término que acuñó Jon Kabat-Zinn, doctor en biología molecular de MIT a finales del s.XX quien además de ser profesor emérito de medicina de la Universidad de Massachusetts, era practicante de Yoga y meditación Zen. A través de sus investigaciones sobre el cuerpo y la mente buscaba ayudar a reducir el sufrimiento de personas con dolor crónico y trastornos relacionados con el estrés a quienes los tratamientos tradicionales no les surtían ningún efecto. En 1979, creó un programa de ocho semanas basado en técnicas contemplativas milenarias al cual llamó en inglés Mindfulness Based Stress Reduction, es decir Técnica de Reducción de Estrés Basada en la Atención Plena (REBAP). Desde entonces ha publicado estudios sobre el efecto del mindfulness en diversas enfermedades como la psoriasis, el cáncer, el sistema inmunológico y en general sobre sus efectos psicológicos y médicos.

La definición de Mindfulness según Kabat-Zinn es “la conciencia que surge cuando prestamos atención al momento presente con intención y sin juicio.” Aunque el término suena novedoso, en realidad es una técnica de meditación milenaria que hace parte de la tradición budista la cual inició 2500 años a.C. El término viene de la palabra ‘sati’ en el idioma Pali y en el contexto budista representa la conciencia de las acciones, pensamientos y motivaciones que surgen en uno mismo. Otros autores la definen como “intención, atención pura, recepción y presencia del corazón.” Sati o smrti en sánscrito significa atención consciente correcta y es el séptimo paso en el noble camino óctuple propuesto por Buda para lograr la iluminación y la liberación. Esta se refiere a la práctica de estar atentos a lo que aquí y ahora está sucediendo. A través de esta conciencia atenta podemos darnos cuenta de lo que nos afecta a nivel corporal, mental, emocional, energético y espiritual.

Si bien el mindfulness es una práctica formal de meditación, también es una manera de relacionarnos con la vida y con nosotros mismos. Es natural que si aprendemos a estar presentes y conectados con ese testigo interior sabio y consciente, en lugar de estar inventando historias y culpando a otros de nuestras desgracias, podemos acompañarnos, regularnos y hacernos responsables de nuestro bienestar.

Esta antigua práctica meditativa, seguirá vigente en la medida en que, como humanidad, necesitemos aprender a aceptar sin juicio y abrazar con amor lo que estamos viviendo adentro y afuera de nosotros. Creo que es un aprendizaje en el que seguimos crudos, así es que ¡habrá mindfulness para rato!

Yo conocí la meditación a mis 18 años cuando ingresé al grupo de sanación dirigido por Paty Galán, mi médica bioenergética. Esta experiencia fue quizás mi primera formación como acompañante terapéutica. Para entonces no conocía este término en inglés pero sabía que el primer reto que traía la meditación para mi, era aprender a estar despierta y atenta a lo que sucedía en mi interior cuando me aquietaba y cerraba los ojos. A partir de ese momento conocí diferentes caminos de introspección y autoconocimiento para los cuales la meditación era una práctica central que permitía acceder a ese espacio sagrado que hay en nuestro interior. Ha sido en la práctica del Yoga, la terapia Gestalt, el ejercicio musical como intérprete de instrumentos musicales y como musicoterapeuta, en la sanación con plantas de poder y a través del Budismo Bön, mi camino espiritual actual, que he aprendido a recurrir al mindfulness y otras técnicas de meditación para acompañar mis estados emocionales y aclarar mi mente. Meditar me ha ayudado a percibir una realidad más clara y luminosa que mora debajo de los fenómenos aparentes en los que mi mente suele distraerse. Considero que la meditación es un punto de partida para conectar conmigo que me ha ayudado a conocerme mejor, ser más ecuánime y disfrutar más la vida.

Aunque llevo muchos años practicando diferentes técnicas de meditación siento que sigo siendo una aprendiz y que mi camino es largo. Aún así, quisiera compartir lo que he descubierto sobre las bondades de la meditación de la mano de nuestros invitados.


Este mes en Bhumi, dedicaremos nuestros esfuerzos para desarrollar contenidos que te acerquen a la experiencia y conocimiento de la meditación como camino de sanación y conexión contigo.

Para comenzar este camino, te dejo algunos videos de referencia para que comiences a indagar en el maravilloso mundo de la medicina de la atención plena.

¿Qué es el Mindfulness? - Jon Kabat-Zinn

https://youtu.be/ybgH4WQH9_k


9 actitudes de Mindfulness - Jon Kabat-Zinn

https://youtu.be/EZtLcFVxYS8


El arte de vivir consceintemente Andrés Martín

https://youtu.be/g6OY_jTsQXg




40 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
 
Redes 01 BW.png
Redes 02 BW.png
Redes 03 BW.png
Redes 04 BW.png
Redes 05 BW.png
Redes 06 BW.png

© 2021 Todos los derechos reservados