• Maria Paula Rueda Yepes

En mayo: la bolsa de medicina y la danza del sol.

En abril dedicamos nuestro contenido a la medicina del Espacio Sagrado, ese conjunto de lugares internos y externos que merecen ser aproximados con reverencia y respeto. Nuestros talentos, creencias, relaciones, hábitos y caminos, entre otros, hacen parte de este espacio sagrado que habitamos y que somos.

Para final de mes teníamos programado un cover musical para honrar el espacio sagrado del hogar que nos albergó durante 5 años y medio. En la coyuntura de este cierre y cambio de lugar, estalló en Colombia una crisis social y política muy preocupante que tiene desestabilizado al país. No quisimos publicar ningún contenido que no fuera relevante a esta situación. En medio del silencio en redes sociales, por unos días escuchamos noticias, hablamos con amigos conocedores del tema y reflexionamos al respecto de lo que a Bhumi le compete comunicar.

Si queremos traer luz y ser luz para el mundo tenemos que estar claros sobre del contenido con el cual nos podemos comprometer como actores de paz y conciencia. Así es que decidimos consultar además con la medicina sagrada de los abuelos indígenas del norte. Para nuestra sorpresa el mensaje de las cartas de medicina era muy claro: aprender a ponernos en los zapatos del otro, revisar nuestra sombra y saber cuales son los sacrificios que tenemos que hacer para dejar de nutrir nuestras limitaciones a través de acciones concretas.“Tomar la decisión de sacrificar la limitación a través de la acción” y pararnos en la verdad de nuestras convicciones .

Sorprendidos, sacamos otra carta para consultar qué nos ayudaría en esta cruzada y obtuvimos la carta de la la Bolsa de Medicina que nos enseña a honrar la medicina de nuestros ancestros y aliados. Si no sabemos cuál es basta con reconocer nuestros talentos y fortalezas y verlos como la asistencia que estamos recibiendo de la vida para enfrentar nuestra situación actual, esta es nuestra medicina ahora. A través de ella encontraremos el coraje para sostenernos en el presente. Si sentimos que la vida nos está ayudando es importante devolver el favor ayudando a otros. Si el camino resulta difícil y cuesta arriba, es importante recordar que estamos siendo apoyados. Si por el contrario nuestro andar está fluyendo es porque estamos alineados con nuestras medicinas y debemos agradecerlo. En cualquier caso el llamado es a reconocer cuándo estamos siendo asistidos y devolver el favor apoyando a otros. Para tener aliados debemos aprender a serlo.

Así es que escuchando la sabiduría del Camino Sagrado, la claridad de nuestras propias convicciones y el grito de un colectivo que no aguanta más violencia ni tibieza, decidimos tomar acción proponiendo más meditaciones en vivo para acompañar a nuestros seguidores a sobrellevar estos momentos tan complejos, afinando nuestra reflexiones entorno a la capacidad de ver al otro en su diferencia, regalando algunas sesiones de terapia y buscando colaboradores que aporten a una visión más amplia de lo que está sucediendo en el país y en el mundo.

Queremos aportar acciones concretas para que nuestros seguidores en Colombia y Latinoamérica encuentren herramientas prácticas y reflexiones profundas que los ayuden a enfrentar con más ecuanimidad y claridad estos momentos tan confusos que vivimos.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo